“Me puse de pie aturdida y solo más tarde me di cuenta: ¡este es el fin del mundo!”

Easy HPV Test

Vanessa siempre prestaba atención a su salud muy conscientemente, iba a exámenes preventivos regulares, se alimentaba de una manera equilibrada, hacía deportes regularmente: practicaba escalada, snowboard, senderismo y remo. Vivía una vida saludable y ningún síntoma indicaba algún problema. Hasta agosto de 2017, cuando cogió cita con su ginecólogo para el examen de rutina preventivo de cáncer.

“Encontraron células anormales en mi muestra, me diagnosticaron con VPH. También hicimos una colposcopia y mi ginecólogo recomendó una biopsia en cono, esperando que esto fuera suficiente para curarme, pero, desafortunadamente, resultó que tenía un cáncer de glándula invasivo. Recuerdo que no le pregunté mucho al médico, simplemente, me puse de pie aturdida y salí del consultorio. Tres días más tarde, lo comprendí: ¡este es el fin del mundo! Los peores escenarios me vinieron a la mente, principalmente, porque no tenía hijos y quería tenerlos.”

Vanessa dice que a lo largo de sus tratamientos le ayudó muchísimo su familia y su terapeuta, con quien podía hablar de sus preocupaciones, sus emociones y quien le enseñó cómo enfrentarse a sus ansiedades. Entre noviembre de 2017 y abril de 2018, la mujer estadounidense de 32 años se sometió, en total, a una cirugía LEEP (escisión con un lazo eléctrico) y dos biopsias de cono. Tuvo suerte, la última biopsia en cono eliminó todas las células cancerosas. En lugar de la histerectomía (extracción del útero), ella y su médico decidieron realizar una escisión para que Vanessa pudiera tener un bebé más tarde.

“Me sentí increiblemente aliviada y me liberé de una gran carga al escuchar que, final y oficialmente, estaba exenta de cáncer. Sobre todo, porque anteriormente mi médico me había dicho que si la última biopsia en cono no ayudaba, no había más remedio que extirpar el utero. Ahora dice que incluso podemos planear tener un bebé. Aunque todavía no he logrado ser completamente la de antes y recuperar mi forma anterior, me siento lista para cualquier cosa que venga.”

Según Vanessa, es importante que las mujeres sepan que el cáncer no es su culpa, que son fuertes y que no están solas con sus problemas, que hablen con alguien sobre su enfermedad y acepten la ayuda de otros, y que no se enfrenten solas a l –horriblemente agotador– proceso de curación.

Ya lo podemos hacer en casa

Afortunadamente, hoy día ya existe una solución mucho mejor que la citología convencional: por ejemplo, el Easy HPV Test de Neumann Labs, que se puede utilizar para determinar cómodamente y sin intervención médica si portamos o no algún virus. La compañía Neumann Labs, dedicada al diagnóstico del Virus del Papiloma Humano desde 1998, ha demostrado la efectividad de su procedimiento doméstico en un ensayo clínico que involucró a más de 6 mil mujeres.

La prueba citológica también puede arrojar un resultado falso negativo, puesto que filtra sólo el 70 por ciento de los cánceres invasivos y no incluye si el propietario de la muestra porta o no el virus VPH; es decir, si existe o no un riesgo para la aparición posterior de la enfermedad.

Por tanto, vale la pena hacer la prueba de VPH además de la prueba citológica.

El uso del Easy HPV Test de Neumann Labs es muy fácil, rápido y no causa ninguna incomodidad, es bastante parecido a la aplicación de un tampón. La muestra tomada en casa se examina en condiciones profesionales en un laboratorio y es aplicable para la detección de la presencia de todos los virus de alto riesgo conocidos. En cuanto esté listo, máximo en el plazo de 28 días, podrá ver el resultado de la prueba en su cuenta privada en línea, protegida por una contraseña. En caso de una muestra positiva, es aconsejable consultar a un ginecólogo.

*

En la página web del Easy HPV Test, otras mujeres han contado abiertamente sus historias de recuperación, que puede leer haciendo clic aquí.

Easy HPV Test